24 marzo 2013

Las chicas, ¿están bien?

ALERTA SPOILERS: Probablemente, ya estaréis hartos de leer sobre el final de la segunda temporada de "Girls". Si es así, o si no sabéis por qué Marnie cantó una versión ralentizada de una canción de Kanye West, es mejor que os detengáis aquí.

La vista de Adam corriendo, a pecho descubierto, por medio Brooklyn para acudir al rescate de Hannah, encerrada en casa y sufriendo de un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) del que no sabíamos nada hasta tres episodios anteriores, ha llevado a que muchas críticas del cierre de la segunda temporada de "Girls" lo definan como un "final feliz" (aunque "The Independent" las desmonta con mucho sentido), un final que otros críticos han descrito como circular; volvemos a la situación al principio de la serie, con Shoshanna soltera, Jessa desaparecida por ahí, Hannah con Adam y Marnie con Charlie, pero ninguna de ellas es la misma que entonces. Shoshanna ya no es virgen, Jessa lleva a sus espaldas un matrimonio breve y fracasado, y Hannah y Marnie han visto cómo su amistad se desmoronaba y su relaciones respectivas con Adam y Charlie son ligeramente diferentes por todo lo que han experimentado en los meses que no estuvieron juntos. La frase que Marnie ve en el ordenador de Hannah, diciendo algo así como que la amistad entre dos chicas universitarias puede ser más complicada que un romance, es bastante significativa.

De todas ellas, resulta muy curioso que sea la superficialmente más ingenua Shoshanna la que tenga más claro lo que quiere en la vida. Su ruptura con Ray sigue las mismas directrices que hemos visto entre los dos a lo largo de los anteriores nueve episodios; por mucho que Marnie le diga a Charlie que ambos son más adultos ahora, sólo Ray y Shosh han hablado de su relación y sus diferentes situaciones vitales con toda la honestidad que pueden, y de modo más adulto que las demás. Porque las demás, sobre todo Hannah y Marnie, se llenan la boca diciendo que han madurado y que pueden hacer frente a las dificultades de la vida, pero no es cierto; ninguna de las dos sabe estar sola, las dos tienen miedo a avanzar y, como resultado, se refugian en lo que ya conocen. Más de una vez hemos comentado que "Girls" ve a sus personajes bajo una luz muy poco favorecedora, que no siente ninguna compasión por ellos y que nunca los deja irse de rositas de algunas de sus mezquindades. A mí me resulta muy interesante justo por eso, pero es comprensible que haya quien no pueda soportarla también por la misma razón (no sé si ya había enlazado esta entrevista con Lena Dunham que aporta el quid de la cuestión de "Girls" al explicar que quiere a sus amigos, pero que no todos le gustan).

Lo que sí es cierto es que esta segunda entrega se ha visto quizás menos cohesionada que la primera. Algunos episodios eran historias más autoconclusivas y centradas en un solo personaje o en un par de ellos (como la excursión de Adam y Ray a Staten Island), y ha tenido ese "One man's trash" que encierra el gran tema de "Girls": todas quieren ser especiales y se jactan de no ser como los demás, pero en el fondo, quieren lo mismo que todo el mundo, ser felices. Ese capítulo, que muchos han utilizado para acusar a la serie de egocéntrica (por estar tan centrada en Hannah, el personaje interpretado por Lena Dunham), nos sirve para ver cómo el momento en el que Hannah se da cuenta de que no es diferente del resto de la gente es, probablemente, el que la asoma a ese precipicio por el que acaba cayendo, con la vuelta de su TOC incluido. Darse cuenta de que no eres especial no es plato de gusto de nadie. Y no quería echar más leña al fuego de todo el ruido (exagerado y sobredimensionado, aunque también hay cosas que merece la pena leer) alrededor de la serie, pero creo que se puede decir que Dunham es mejor guionista que actriz y que, si "Girls" es egocéntrica, ¿qué son entonces "Louie" o "Seinfeld"?

Música de la semana: Y ya que estábamos con "Girls", la selección musical de esta semana va a ser "Elephant" de los australianos Tame Impala, que suena en un momento en el que Ray va al café donde trabaja dispuesto a hacer algo que le permita ganarse el respeto de Shoshanna.
Publicar un comentario en la entrada