09 febrero 2015

Directoras

Los últimos premios del DGA (el sindicato de directores), concedidos este pasado fin de semana, dejaron una circunstancia bastante curiosa. Si el gran ganador en cine fue Alejandro González Iñárritu por "Birdman", en las categorías de ficción televisiva los galardones se fueron en masa a manos de mujeres. Lesli Linka Glatter (en la imagen) por "Homeland", Jill Soloway por "Transparent" y Lisa Cholodenko por "Olive Kitteridge" se hicieron con los premios de dirección en drama, comedia y miniseries, y resultaron un interesante cambio de ritmo en una temporada de premios en la que uno de los temas más comentados es la falta de diversidad en los nominados a los Oscar. Es cierto que esa falta de diversidad se refiere a la racial, pero el caso de olvido más claro, el de la directora Ava DuVernay ("Selma"), también toca el de la escasa repercusión de las mujeres a la hora de entrar en campos como las categorías de mejor director, entre los productores de las películas nominadas o hasta banda sonora.

Este tema es uno de los preferidos de los periodistas de cine y televisión en Estados Unidos en el último año y medio, o así, especialmente intentado discernir por qué Holywood sigue estando tan dominado por hombres blancos, que terminan premiándose a sí mismos. Una de las razones que suelen darse es que hay pocas mujeres y personas de otras razas en puestos de importancia en los estudios y hasta trabajando como showrunners en televisión, pero los DGA y los últimos Globos de Oro parecen mostrar que las tornas están comenzando a cambiar. La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood entregó sus galardones importantes a series manejadas por mujeres, como era el caso de "The affair" en drama (su showrunner y co-creadora es Sarah Treem), "Transparent" en comedia  (Jill Soloway) y "Jane the virgin" en actriz de comedia (Jennie Snyder Urman), y el sábado llegó la gran presencia de directoras entre los galardonados televisivos de los DGA.

Cada vez que algunas de las actrices más prominentes de las series estadounidenses (y hasta de Hollywood) son preguntadas por lo que hay que hacer para que haya más diversidad de género y racial detrás y hasta delante de las cámaras, siempre responden lo mismo; hacen falta más mujeres guionistas, productoras y directoras para ir impulsando el cambio. Un caso como el de Shonda Rhimes es, hasta ahora, una excepción que, sin embargo, puede animar a que sea copiado en más sitios porque está disfrutando de un gran éxito, y eso siempre genera el interés de Hollywood por replicar la fórmula y por abrirse a la posibilidad de tener a una mujer negra al frente de una gran apuesta seriéfila en una network. Los premios del DGA reflejan también que cada vez es más habitual encontrarse directoras detrás de bastantes capítulos, y ellas también están siguiendo el camino de algunos hombres en Hollywood. Dirige episodios de series populares y de prestigio y acabarás al frente de una película de superhéroes, que es lo que les ha pasado a Alan Taylor y a Michell MacLaren.

Música de la semana: Con un día de retraso, la selección de esta semana viene desde "The Americans" y, en concreto, desde el final de su segunda temporada. Es una serie que siempre acierta en su ambientación musical en los 80, y en aquel episodio se decantaron por mostrar un momento bastante tenso con "Twilight zone", de los holandeses Golden Earring.
Publicar un comentario