04 enero 2017

La desaparición de Chantal


Las comedias estadounidentes centradas en veinteañeros a la deriva nunca volvieron a ser iguales tras "Girls". El aire indie y la capacidad de análisis de Lena Dunham de sus cuatro protagonistas, veinteañeras egocéntricas que no terminaban de encontrar el camino en sus vidas, abrió la puerta para que muchos otros creadores (y creadoras, sobre todo) se animaran a probar en el género, poniendo de protagonistas a personajes un poco irritantes. Una de esas nuevas series es "Search Party", una comedia negra, y muy peculiar, que estrenó TBS a finales del pasado mes de noviembre. Su protagonista, Dory, es una chica que siente un poco perdida, con un trabajo de asistente personal que no le termina de gustar y un novio que, bajo la fachada de "buen tío", en realidad es bastante egoísta y pasota. Dory se siente, sí, a la deriva, y quizás por eso se obsesiona con la desaparición de Chantal, una ex compañera de la universidad.

En realidad, Dory no la conocía más que superficialmente, pero encontrarse los carteles que la dan por desaparecida sacude de repente su mundo. ¿Alguien la echaría de menos si un día desapareciera? La respuesta a esa pregunta, y la sensación de que si resuelve ese misterio, estará haciendo algo de provecho con su vida. motivan a Dory a interesarse más por Chantal y a buscar pìistas de dónde puede haber ido, o qué puede haber pasado con ella. Y todo esto es el punto de partida de una comedia, no de un drama de suspense al estilo escandinavo. "Search Party" llevó a que Vulture se preguntara cómo demonios algo así había acabado en una televisión comercial (TBS es cable básico) y muchos críticos la incluyeron en sus listas de lo mejor del año. También es la única comedia que ha suscitado comparaciones con "El ángel exterminador" y Antonioni.

Porque, aunque es fácil reconocer, inicialmente, su look indie de Brooklyn y a esos protagonistas millennials que quieren ser interesantes, y cool, y que viven a través de sus teléfonos, su tono es más elusivo y particular. No es una comedia de carcajadas (aunque su protagonista principal sea Alia Shawkat, dopplegänger de Ilana Glazer, esto no es "Broad City"), y tampoco es un misterio al uso. Mezcla un tono a veces de angustia existencial con las excentricidades de neoyorquinos con un leve contacto con la realidad, por decirlo finamente, que pueden generar risas un poco incómodas, y aunque podemos entender la situación vital de Dory, es un poco más difícil empatizar con sus amigos y, sobre todo, con su novio. A todos les aqueja el mismo mal; el de comentar en redes sociales lo horrible que es la desaparición de Chantal, pero ninguno hace nada al respecto.

De los estrenos de comedia del año pasado, "Search Party" es, sin duda alguna, uno de los más inclasificables, más aún en TBS, cadena conocida por sus repeticiones de "The Big Bang Theory" y por hacer comedias eficaces, pero poco destacables. Sí, "Angie Tribeca" lleva al extremo la comedia absurda e idiota de "Aterriza como puedas", pero la creación de Sarah-Violet Bliss, Charles Rogers y Michael Showalter va un poco más allá. Es realmente una mezcla muy peculiar de comedia hipster, historia de detectives juveniles amateur y drama vital.
Publicar un comentario