09 enero 2017

Los Globos de Oro y el vacío de poder en los Emmy


Las series de estreno son, generalmente, un imán demasiado poderoso para que los Globos de Oro se resistan a su atracción. Les tienta mucho ser los primeros en reconocer novedades del otoño, y si esas novedades, además, tienen una pátina de prestigio y respetabilidad como "The Crown", todavía mejor. Los premios de la HFPA (que podéis consultar en su totalidad aquí) eligieron este año, para suceder a "Mr. Robot" y "Mozart in the jungle", a la ya mencionada "The Crown" y a "Atlanta", siguiendo con su separación de los ganadores de los Emmy. Y aunque al final no optaron por el premio más "globero", que habría sido el de Winona Ryder por "Stranger things", es probable que hayan marcado el camino a seguir por los próximos Emmy, incluso sin pretenderlo. "Juego de tronos" estaba nominada, sí, pero la prensa extranjera de Hollywood siempre encuentra otra serie más nueva y brillante que premiar. Y, esta vez, esa serie puede ser la que suceda al título de HBO en el Emmy a mejor serie de drama.

Porque recordemos que, en los próximos premios de la academia de televisión, la ganadora de ese galardón en las últimas dos ediciones no podrá competir. Su séptima temporada se va a estrenar en verano, fuera del periodo de elegibilidad, por lo que el campo se queda abierto para que haya un cambio de guardia. Y no parece que se cambio vaya a protagonizarlo "The Americans", por mucho que los Emmy se acordaran este año de su existencia. Netflix tiene en "The Crown" su mejor baza para asaltar el trono más preciado de la televisión, o mucho se tienen que torcer las cosas de aquí a septiembre, que todo puede pasar.

Nueve meses son muy largos, ¿pero lograrán resistirse los votantes de los Emmy a una serie tan bien hecha como "Downton Abbey" (y con más dinero), con la familia real británica como protagonista, con una interpretación tan awards friendly como la de John Lithgow como Winston Churchill, con nombres importantes detrás (los de Peter Morgan y Stephen Daldry) y que cuenta una historia importante? La única manera de que "The Crown" no convenza en los Emmy es que se la considere poco innovadora, demasiado perfecta. Si la cae la maldición de "Boardwalk Empire", que conseguía nominaciones importantes pero no las traducía en premios (excepto aquel Emmy a mejor secundario para Bobby Cannavale), Netflix volverá a llevarse la misma decepción que, en los Emmy, ha supuesto "House of cards". Porque no siempre las series que parecen diseñadas para atraer a los académicos lo consiguen, y el caso de Starz con "Boss" bien lo prueba.

De momento, sin "Juego de tronos" en el horizonte, y a falta de ver cómo son las nuevas temporadas de las series nominadas a mejor drama el año pasado ("The Americans", "Mr. Robot", "House of cards", "Better call Saul" y "Homeland"), "The Crown" parece la gran favorita para arrasar. La baza de HBO es "Westworld", y no es fácil aventurar si los Emmy creerán en otra serie de ciencia ficción. Pero con los cambios que ha habido en la elección de los nominados y en las votaciones para elegir a los ganadores, es un poco más complicado leer la mente colectiva de la academia.
Publicar un comentario